Seleccionar página

▪️ Debe implementarse un proceso riguroso de verificación del cumplimiento de requisitos de los profesionales propuestos, revisión de antecedentes de los mismos y un profundo análisis del perfil de idoneidad de quienes optan convertirse en integrantes del más importante tribunal de justicia del país.

Tegucigalpa, MDC.- Seleccionar a los mejores profesionales del país para integrar la nueva Corte Suprema de Justicia (CSJ), es una “responsabilidad compartida” entre las autoridades estatales, los líderes políticos y los dirigentes de la sociedad civil, ha manifestado el secretario ejecutivo del Foro Nacional de Convergencia (FONAC), Omar Edgardo Rivera Pacheco.

“No es monopolio de los partidos políticos la designación de los nuevos magistrados de la CSJ; en esta decisión tan importante se requiere que todos los sectores de la ciudadanía tengan la oportunidad de participar en su condición de legítimos proponentes e infalibles veedores; las Organizaciones No Gubernamentales, Gremios y colegios profesionales, las universidades, la empresa privada, el sector obrero y campesino, y las iglesias católicas y evangélicas, deben tener un rol preponderante” manifestó.

Rivera Pacheco, también demandó de las principales fuerzas políticas del país, muy especialmente de los partidos con representación en el Congreso Nacional de la República, “responsabilidad y compromiso para alcanzar los consensos necesarios para la elección de la próxima CSJ”.

“Sobre la espalda de los líderes del Partido Libertad y Refundación (LIBRE), Partido Nacional de Honduras (PN), Partido Liberal de Honduras (PL) y Partido Salvador de Honduras (PSH), está convertir este proceso de elección de los magistrados de la CSJ, en un ejemplo de civismo y honestidad, y no en una cisma que lleva al país a una nueva crisis; deben estar conscientes que debido a que se requiere mayoría calificada para elegir la nueva CSJ, es indispensable que -sobre la base de los sagrados intereses del país los políticos lleguen a acuerdos y no se agarren del pelo y se peleen como perros y gatos” señaló.

En cuanto al mecanismo de selección candidatos y elección final de magistrados de la CSJ, el titular del FONAC, indicó que “debe implementarse un proceso riguroso de verificación del cumplimiento de requisitos de los profesionales propuestos, revisión de antecedentes de los mismos y un profundo análisis del perfil de idoneidad de quienes optan convertirse en integrantes del más importante tribunal de justicia del país”.

“Las instituciones operadoras de justicia, los entes contralores del Estado y las agencias de seguridad e inteligencia del país, deben colaborar con los miembros de la Junta Nominadora, poniendo a la disposición de ellos información clave que muestre evidencia indubitable que algún candidato no es idóneo para ser electo como magistrado de la CSJ, por tener cuentas pendientes con la justicia o sentencias en firme, denuncias, investigaciones en curso, pliegos de responsabilidades o reparos” propuso.

Omar Rivera, subrayó la necesidad que los próximos magistrados de la CSJ, tengan el pertinente perfil de idoneidad para cumplir a cabalidad con su mandato legal; “deben ser abogados de elevada honestidad y con un historial de conducta intachable en el ámbito profesional y personal, contar con absoluta independencia de grupos de poder político y económico, tener un vasto conocimiento jurídico y experiencia probada y un evidente compromiso con la lucha contra la corrupción y la impunidad, el respeto a los derechos humanos”.

OJALÁ LAS COSAS SE HAGAN EN ORDEN Y NO A LA CARRERA

“Hay que estar atentos a este proceso de elección de los nuevos magistrados de la CSJ, ya que normalmente la clase política deja todo a última hora para -a matacaballo- hacer todo a su conveniencia; en tal sentido es fundamental que se cumplan los plazos establecidos en la Ley que impere la transparencia y la rendición de cuentas” dijo.

Rivera, animó a todos los actores públicos y privados a poner esmero en cumplir el rol que les corresponde y colocar los sagrados intereses del pueblo hondureño por encima de los particulares; “ojalá las cosas se hagan en orden y no a la carrera” culminó expresando.